Operación por Laser

A pesar de que las hemorroides no representan tanta gravedad en la mayoría de los pacientes, sus molestias pueden ser tan fuertes y constantes que lo primero que se piensa es buscar un modo rápido y eficiente de quitarlas.

Pero lo rápido no siempre es lo más sencillo ni lo más económico.

En algunas ocasiones, para acabar con las dolencias hemorroidales no hay tiempo de ponerse a economizar porque esta es una necesidad que no puede ser pospuesta.

Debido a que mantiene a la persona adolorida y quejosa por mucho tiempo es vital darle punto final inmediatamente.

Es por ahí donde se deben considerar seriamente las operaciones o cirugías, ya que estas son realmente el único método que puede brindarte una cura inmediata. Con las operaciones se pretende eliminar la o las venas hemorroidales que están dañadas.

Actualmente se cuenta en el mundo medico con diferentes procedimientos que pueden ser recomendados con más énfasis en unos u otros casos. Aunque sin comparación uno de los más expeditos es el uso de láser para quitar las hemorroides. Conoce de el en este post.

Cirugía láser para las hemorroides

Tener que aguantarse el dolor de las hemorroides no es un caso en el que alguien quisiera estar, mucho menos si esos episodios se repiten y repiten con extrema cotidianidad.

Del mismo modo, cada paciente es un caso particular y debes saber que no toda hemorroide requiere operación.

operacion laser almorranas
cirugia laser de hemorroides

Aunque son procedimientos muy seguros y con altos grados de eficacia, estos están más recomendados a aquellas personas cuyo grado de avance en las hemorroides sea alto o cuando por más mínima que sea la inflamación, se sientan molestias insoportables.

Procedimiento para la operación

Al igual que cualquier cirugía médica, el procedimiento de una operación de hemorroides por láser necesita que el paciente visite al proctólogo. Esto es para que se estudie completamente su caso y se decida si es aconsejable o no este tipo de táctica.

Una vez el médico ha considerado prudente la eliminación de las hemorroides por medio del láser, el paciente debe realizarse un conjunto de exámenes que confirmen sus óptimas condiciones para la cirugía.

Aunque no se trate de un proceso tan invasivo sigue siendo una operación.

El proceso generalmente es rápido en comparación a una operación clásica de hemorroides, por eso es ahora de las técnicas más utilizadas a nivel mundial. Sin embargo, para algunas personas acceder a ella es un privilegio que no pueden tener.

Pasos de la operación por láser

Llegado el momento de la operación de hemorroides por láser, es posible que se emplee anestesia local, en la mitad del cuerpo o general, según el grado de molestia que produzcan las hemorroides o el tamaño de las venas a tratar. Esto es decidido en consultas previas, y ya todo debe estar preparado.

El procedimiento implica:

  1. La colocación del paciente en una postura determinada.
  2. El estiramiento del plexo ano-rectal para localizar las hemorroides inflamadas.
  3. La extirpación con el láser del cuerpo venoso deteriorado. Últimamente este tipo de cirugías se realiza con láser CO2, el doppler guiado o también Láser Hemorrhoidoplasty (LHP).
  4. Finalmente el especialista debe constatar que todas las hemorroides se hayan tratado antes de dar por terminado el procedimiento.

Este proceso no dura más de una hora y en ocasiones el paciente es dado de alta a las pocas horas de realizada la operación. De hecho, quienes poseen una salud general óptima y buena respuesta postoperatoria se van en dos horas a casa y ni requieren anestesia en el procedimiento.

Como prepararse para la operación con láser de las Almorranas

La operación por láser suele ser muy simple pero para que todo salga perfectamente bien se deben tomar en cuenta algunas indicaciones previas al procedimiento.

Aun cuando este pueda durar desde unos minutos a una hora, según la gravedad, siempre es prudente seguir algunos consejos.

Asegúrate entonces de:

  • No comer granos de difícil digestión como caraotas, lentejas, frijoles.
  • Consume bastante agua el día anterior pero poca una hora antes de la operación.
  • No comas picantes ni comidas irritantes como saladas, ácidas, embutidas al menos un día antes de la operación.
  • Consume más frutas y vegetales antes y después del proceso.

Mantener los procesos digestivos en orden va a ser esencial en el proceso de curación de las hemorroides. También ayudará a que la materia fecal y los gases no irriten más la zona que se va a tratar con el láser.

Beneficios del tratado de hemorroides por láser

Los padecimientos hemorroidales son torturas que pueden perjudicar tus estados de ánimo y tus ganas de hacer ciertas actividades durante  el día. Pero si decides operar tus hemorroides con láser, todas las incomodidades podrán desaparecer instantáneamente, ese es el prime beneficio.

Además, estas operaciones hacen desaparecer el dolor previo y minimizan el dolor que el mismo procedimiento implica. También el sangrado característico de otras operaciones no está presente en este por lo que las hemorroides sangrantes son las más favorecidas.

Con la operación por láser se deja de lado la antigua técnica de cortar y suturar por lo que no hay riesgo de abertura de herida ni sangrado postoperatorio. La recuperación es muchísimo más rápida y segura.

Un gran beneficio de este tipo de procedimientos es que puede realizarse de forma ambulatoria lo que no obliga al paciente a quedarse en una clínica u hospital durante su postoperatorio. De hecho, el reposo dura unos cuantos días nada más según el caso.

Igualmente, una de las cosas que se evitan con la operación de hemorroides por láser es la reincidencia de estas. Por lo tanto, después del procedimiento podrás olvidarte de aquellos dolores y pesos incesantes que tenías en el recto.

En casos extremos es posible que se presenten situaciones con no tolerancia a la anestesia (en caso de que se haya utilizado) o reaparición de hemorroides que no se hayan tratado desde la raíz. Toma en cuenta que esto es solo en casos extremos.

Las posibles complicaciones pueden darse en personas mayores cuando otros aspectos de su salud influyen. Pero siempre que seas prudente luego de la operación y sigas las recomendaciones de tu proctólogo no tiene por qué haber complicaciones del procedimiento.

 

error: Content is protected !!