Fisuras Anales o Almorranas

Las hemorroides y las fisuras anales son dos de los problemas más comunes que experimentarán las personas y que afectarán a su ano. Ambas condiciones comparten síntomas comunes. Sin embargo, también hay algunas diferencias notables entre los dos.

¿Qué son las Fisuras Anales y las Hemorroides?

Una fisura anal es una grieta o rasgadura en la piel del canal anal. En contraste, una hemorroide es una hinchazón de las venas que rodean el recto o el ano. Estas son las principales diferencias entre los dos.Tanto la fisura anal como las hemorroides se notan por primera vez debido a la presencia de sangre roja brillante en el papel higiénico o en la taza del inodoro después de un movimiento intestinal.

Las fisuras agudas y las hemorroides externas pueden causar que el individuo experimente dolor asociado con una evacuación intestinal. Sin embargo, las fisuras crónicas y las hemorroides internas pueden presentarse con poco o ningún dolor.

Además, las hemorroides se asocian con picazón, que no es un síntoma común de las fisuras anales. Realmente es difícil para una persona diferenciar entre una fisura anal o una hemorroide.

Las hemorroides en sí mismas son un problema bastante doloroso, pero aún son peores cuando se desarrollan en fisuras de hemorroides a veces denominadas fisuras anales.Mientras que una hemorroide puede romperse y rasgarse causando dolor, esta no es una fisura. Una fisura es un desgarro en la parte no hemorroidal de los tejidos anales. No siempre tienen que ser rasgados para seguir siendo un problema.

 

Lo que sucede es que a medida que el problema de las hemorroides empeora, el tejido en la región anal se vuelve mucho más suave y más susceptible a la rotura. Durante una evacuación intestinal que es una forma severa de estreñimiento o diarrea, se puede formar una rasgadura o fisura.

Estos son mucho más dolorosos que el problema de las hemorroides y, de hecho, aún pueden estar allí después de que desaparezcan las hemorroides

diferencias y similitudes entre fisura anal y hemorroides
fisura anal o hemorroides

Causas

Dado que una fisura anal es una rotura en el tejido, cualquier actividad que provoque un estiramiento del tejido anal más de lo normal, provocará una fisura. Una fisura poco profunda se parecerá a un corte de papel y, dado que son bastante pequeñas, se curarán por sí solas después de algunas semanas. Sin embargo, dada su ubicación, la higiene personal es esencial, de lo contrario una infección puede ocurrir.

Las fisuras anales profundas pueden no sanar sin algún tipo de tratamiento médico. En los adultos, las fisuras pueden ser causadas por diarrea prolongada, estreñimiento o por sexo anal.

Una fisura también es común en mujeres justo después del parto. Las hemorroides también son comunes como resultado del estreñimiento, la falta de agua o el levantamiento de pesas o el esfuerzo excesivo, como el nacimiento de un niño.

 

Prevención

Lo siguiente ayudará a prevenir tanto las fisuras como las hemorroides. Evitando el esfuerzo durante un movimiento intestinal. La gente normalmente se esfuerza debido al estreñimiento, por lo que cualquier tratamiento que reduzca el estreñimiento también ayudará aquí. Por lo tanto, asegúrese de comer suficientes alimentos ricos en fibra y beber mucha agua.

Muchas cremas para hemorroides también ayudan con las fisuras anales. Lea en la caja si la crema que ha usado para problemas de hemorroides también está hecha para ayudar con el dolor y la curación de una fisura. Debido a la naturaleza de las fisuras, el alivio del dolor no funcionará tan bien contra ellas.

Tratamiento

El tratamiento natural no quirúrgico siempre se recomienda al principio para las fisuras anales y las hemorroides. Los tratamientos compartidos entre las fisuras anales y las hemorroides incluyen el uso de un baño de asiento, anestésicos tópicos locales, el aumento de la ingesta de fibra y los ablandadores de heces.

La limpieza y el cuidado es mucho más importante con una fisura abierta, ya que pueden infectarse. Limpie el área regularmente durante el día. Use algo parecido a una toallita para bebés después de defecar para mantener el área más limpia. Un baño tibio que no esté demasiado caliente también ayudará con el dolor.

En casos severos, la cirugía puede ser una opción para ambos, sin embargo, como con cualquier procedimiento quirúrgico, existen riesgos asociados con esta opción.

 

 

Fuentes:

 

 

Terminos relacionados:

  • biodecodificar hemorroides

Deja un comentario

error: Content is protected !!